• De acuerdo con el CEMDA el proyecto incumplía la normatividad local vigente en la materia

Para su publicación

Cancún, Quintana Roo a 24 de abril del 2013

 Organizaciones de la sociedad civil se congratulan, reconocen y consideran como un acierto la decisión de la presidencia municipal de Benito Juárez, en Quintana Roo, de negar la licencia de construcción al proyecto Dragon Mart Cancún, debido a que, como se señaló en reiteradas ocasiones, éste incumple con criterios del Programa de Ordenamiento Ecológico de Benito Juárez, así como con el Reglamento de Construcción aplicable.

Además de las dos consideraciones anteriormente señaladas, otros de los argumentos que en su momento expusieron académicos, representantes de organizaciones ambientales, así como integrantes de cámaras industriales y de comercio, son:

 

  • El proyecto presenta diferencias en planos y coordenadas de la construcción, lo que no permite definir las obras reales que se pretenden llevar a cabo;
  • Existen también inconsistencias en las superficies reales de las Unidades de Gestión Ambiental (UGAS) con respecto al plano general de siembra con UGAS, lo que impide saber la ubicación real de partes del proyecto y su viabilidad;
  • De igual manera, el proyecto presenta inconsistencias en las superficies de viviendas lo que hace imposible determinar la viabilidad de dichas obras.
  • Por otro lado, se destacó la falta del documento oficial de recepción de desistimiento de planta desalinizadora y, en consecuencia, la presentación de una nueva Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) en donde se demuestre de qué forma se piensa resolver el tema de suministro y tratamiento adecuado del agua.

 

Este documento resulta fundamental, puesto que hasta que no se presente oficialmente a las autoridades competentes, el proyecto Dragon Mart Cancún sigue careciendo de la Autorización de Impacto Ambiental expedida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para el establecimiento de una planta desalinizadora.

“Quienes nos dedicamos desde hace 20 años a promover la defensa legal del medio ambiente y los recursos naturales apoyamos la decisión del presidente municipal de Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña, al haber mostrado apertura y transparencia para recibir información, estudios y argumentos sólidos por parte de expertos y sociedad civil comprometida y que haya finalmente tomado la decisión acertada de no otorgar la licencia de construcción”, señaló Gustavo Alanis Ortega, director general del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA).

Añadieron las organizaciones de la sociedad civil que se espera el mismo compromiso y responsabilidad por parte del gobierno de Quintana Roo, así como de la Semarnat, quienes claramente debieron, y en su caso deberían de intervenir, dada la magnitud del proyecto y los impactos que tendría sobre el sistema de aguas subterráneas de la Península de Yucatán y del Área Natural Protegida Arrecife de Puerto Morelos.

Finalmente, las organizaciones firmantes reiteran su compromiso con la legalidad y el estado de derecho en materia ambiental así como el estar a favor del desarrollo, el crecimiento, la inversión, la creación de empleos en el país y que sean respetuosos del marco legal que les es aplicable así como de nuestro muy preciado capital natural.

_____________________

Por un mundo justo y en armonía con la naturaleza

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA) es una organización civil apartidista que promueve  el derecho a un medio ambiente sano y la protección ambiental, cuyo trabajo- sumado al de muchos otros actores- contribuye a la aplicación efectiva de la legislación, la mejora de políticas públicas, el fortalecimiento de la legalidad y el estado de derecho. Todo esto con el propósito de lograr mejores condiciones de bienestar social en armonía con la naturaleza.

Para más información contactar:

 

 Margarita Campuzano

mcampuzano@cemda.org.mx

Ricardo Ruiz

ricardo_ruiz@cemda.org.mx

Tel. (55)52863323